El gobierno porteño clausuró el estadio del club Boca Juniors, que hoy abrió sus puertas para que los hinchas puedan presenciar el entrenamiento del equipo a dos días de la "superfinal" de la Copa Libertadores ante su clásico rival, River Plate, en el "Monumental".

Debido a la enorme cantidad de hinchas que colmaron "la Bombonera", Daniel Angelici, presidente del club de la ribera, confirmó que el Gobierno de la Ciudad clausuró el estadio por "el desborde de hinchas" que sobrepasó la cantidad de gente habilitada a entrar.

“Había gente en las escaleras de emergencia, en los accesos a la tribuna Norte y Sur que había más gente de la que estaba habilitada, a veces no sé cómo la cuentan”, dijo Angelici a TyC Sports.

El Presidente de Boca adelantó que este viernes “a primera hora vamos a hacer el descargo para tratar de levantar la clausura”.

LEER MÁS: Macri quiere que la "superfinal" se juegue con hinchada visitante