Sin ser un protagonista de los hechos centrales, Eugenio Raúl Zaffaroni se convirtió en un personaje lateral de la historia del crimen de Micaela. La repudiable decisión del juez de Ejecución Penal Carlos Rossi de liberar a quien luego asesinó a la militante del Movimiento Evita hizo que no pocos comunicadores y público en general lo vincularan con el pensamiento del hoy magistrado de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El Destape consultó a Zaffaroni para saber qué piensa del caso y qué habría hecho en lugar de Rossi.

¿Qué evaluación hace del caso?

Zaffaroni: Habría que ver el expediente. Lo que puedo decir es que este tipo de casos es complejo y se hubiera podido evitar si estuviese vigente el anteproyecto (del código penal) donde precisábamos que en estos casos de inusitada crueldad, particular crueldad física contra la vida o en casos de delito contra la integridad sexual, antes de disponer cualquier medida que pusiera fin a la prisión eran necesarias las opiniones del Ministerio Público y de tres peritos.

¿La opinión de estos peritos debían ser vinculantes? El juez Rossi recibió informes del Servicio Penitenciario que desaconsejaba la liberación y lo hizo igual

Los informes del Servicio Penitenciario son de tipo administrativo. Además, no se sabe qué grado de certeza científica tienen. A veces se hacen viendo 10 minutos a la persona. Un peritaje es distinto, tienen que fundarlo seriamente. Si hubiera sido ley, esto no habría pasado.

LEER MÁS: Una agrupación desenmascaró la estrategia de los trolls macristas por el femicidio de Micaela

¿Considera que se deba pedir opinión a la víctima, como estipula un proyecto de ley?

La víctima siempre va a querer lo peor. Hay que incluirla en algunos casos, donde la libertad de la persona puede ser una amenaza para la víctima. En cuanto a esto, se precisa una opinión técnica seria.

¿Si usted hubiera estado en el lugar del juez Rossi, con esta situación, con estos informes del Servicio Penitenciario, qué habría hecho?

Hubiera convocado a los peritos, exigido más informes y que los fundamenten. Hoy se pueden requerir peritajes a hospitales cercanos, alguna vez lo hice en el caso de un menor con el Hospital de Niños.

¿Cómo analiza hoy el fenómeno de los femicidios y la violencia de género?

Es el homicidio machista, del tipo que se considera dominante. Hay 3 modalidades: una ya previsto, que es ampliar la calificación del homicidio al conviviente; la segunda es el homicidio triangular, cuando se mata a otro (cónyuge, hijo) para causarle dolor; quedaría una tercera forma: “te mato porque no querés ser mía”. Habría que tipificar esta tercera forma. El tipo de femicidio que hay es complejo y criticado técnicamente. Habría que mejorar técnicamente el agravante. De cualquier manera, combatir el femicidio no es solamente con ley penal, el machismo es una cuestión cultural.

LEER MÁS: Denuncian a la funcionaria PRO que se burlo del asesinato de Micaela

"En cualquier momento va a costar una vida"

¿Qué piensa de la forma que el Gobierno nacional está enfrentando a las protestas sociales?

Estamos caminando hacia el Estado de Policía, cada vez tenemos menos Estado de Derecho. Hay un serio deterioro de los derechos humanos. Creo que esto hasta ahora por suerte no ha costado ninguna vida pero en cualquier momento esta bravuconada va a costar alguna vida.

Sobre el caso puntual de los docentes y la carpa, ¿Puede ser un Estado municipal el que autorice a ejercer una protesta?

Si tengo que pedirle permiso al Gobierno para protestar contra el Gobierno, no me va a dejar, por regla general. A lo largo de los 12 años anteriores, no se usó armas ni violencia, no hubo que lamentar víctimas. Hubo muchas protestas, muchas molestias a la circulación y los gobiernos se la bancaron. Debo reconocer que Menem se bancó durante bastante tiempo a la carpa docente. Esto cambia una tradición que viene hace bastante en Argentina.

¿Qué opina del fallo que emitió la Corte que estableció que el sistema interamericano no puede sentar jurisprudencia en Argentina?

Me asombra porque la Corte no tenía por qué decir nada de eso ni la Cancillería tenía que mandarle la causa a la Corte. Lo que tenía que hacer el Estado argentino era cumplir con la sentencia civil. Parece que la Corte se independizó del Estado. Me resulta insólito. Rompe con una jurisprudencia anterior y era innecesario. Lorenzetti y Highton no sé por qué cambiaron de la opinión tradicional que siempre hemos tenido. Maqueda mantuvo la posición.