Con un tono vehemente, Cristina Kirchner habló sobre cómo su Gobierno defendió la libertad de expresión y se refirió la manera en que reacciónó frente a los insultos que recibió. "Cualquier cosa dijeron de mí. A mí me decían yegua, puta y montonera y no metimos preso a nadie. Hoy meten preso a un pibe por un Twitter", lanzó.

En una entrevista con Infobae, confesó: "Prefiero vivir en un país como el mío, donde un opositor se paraba al frenrte y me decía yegua, puta y montonera". Y siguió: "No quiero vivir en este país donde ni siquiera no puedo ni mirarlo a Macri porque me ponen una valla y no me puedo ni acercar. No me gusta".

LEER MÁS: Las 10 frases destacadas de CFK en su charla con Novaresio

La pregunta que desencadenó en esta reacción de la ex Presidenta fue sobre los escraches que se hicieron a las imágenes de periodistas y personalidades famosas en actos de agrupaciones kirchneristas y que Novaresio deslizó que eran impulsadas por su gestión. "Durante mi gobierno hubo una libertad absoluta en Argentina. Se podían pegar afiches contra un periodista o poner que yo era yegua, puta o montonera. Y en las movilizaciones a la Plaza de Mayo vi carteles conmigo colgada, ahorcada, y nunca se reprimió a nadie. En las redes sociales me agraviaban y me amenazaban. Ahora el que dice algo del presidente, lo meten preso. En mi gobierno había una profunda libertad. Ahora un chico estuvo un mes preso por un Twitter. ¿Qué tendría que haber hecho yo?", afirmó.

Asimismo, señaló: "Ahora nadie puede opinar nada. Si alguien pinta una pared se lo llevan arrastrando. En la movilización de Ni Una Menos salieron a cazar gente. Eso no me gusta, no es democracia, no es libertad".

Embed

En esta nota