El apartamiento de la Argentina del ranking de las pruebas PISA el año pasado generó mucho revuelo. El ministro de Educación y Deportes, Esteban Bullrich, señaló que hubo "incompetencia" por parte del kirchnerismo en este tema, mientras que su antecesor, Alberto Sileoni, respaldado por pedagogos y gremios docentes, sostiene que fue desde la gestión de Bullrich que se presionó para bajar al país del ranking.

Frente a este panorama, el secretario general de la CTA de los Trabajadores y presidente de la Internacional de la Educación para América Latina, Hugo Yasky, se reunirá mañana en París, Francia, con el director de Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Andreas Schleicher, responsable de las evaluaciones que se realizó, en 2015, en 75 países.

Ante este funcionario, contó Yasky a El Destape, llevará los correos electrónicos que se cruzaron entre la OCDE y el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación. "En esos mails están evidenciadas las presiones sobre los responsables de PISA, que terminan accediendo al pedido de que las pruebas no aparezcan", señaló.

LEER MÁS: Hubo presión del Gobierno para sacar al país del ranking PISA

Asimismo, presentará un informe del 2015, hecho por la OCDE, donde se señala que "en la Argentina se hicieron los mayores progresos en materia de financiamiento y de formacion docente". De esta manera, se busca demostrar la contradicción del organismo por la decisión de apartar al país del ranking un año después. "Le vamos a poner sobre la mesa su propio informe porque no se entiende que en 2015 reconocen el esfuerzo hecho y en 2016 sean sospechosos los resultados", afirmó el gremialista.

"Vamos a reclamar por el manejo turbio que hubo con los resultados de la evaluacion en Argentina, que fue sacada del ranking y en su lugar se colocó a la ciudad de Buenos Aires", dijo Yasky. Sobre esto último, agregó: "Llevamos la demostración de que las pruebas de Buenos Aires han tenido una variable mayor que la de Argentina. Entonces es contradictorio porque ellos aducen que les parecieron demasiado buenos los resultados en el país, pero terminaron de convencerse de que había que sacarlos".

Yasky estará acompañado por la secretaria general de CTERA y también miembro de la IE en América Latina, Sonia Alesso, y por el secretario general adjunto en la IE, David Edwards, y otro funcionario de esta federación, Nicolas Richards.

"O hay una rectificación de parte de PISA respecto a la Argentina o haremos una presentación desde la Intenacional del Trabajo sobre la poca objetividad en la presentación de los datos", advirtió Yasky.

En esta nota