El intendente de Moreno, Walter Festa, cruzó duramente a Eduardo Feinmann y lo acusó de hacerse eco de una operación política en su contra por la supuesta contratación de 500 ñoquis. El jefe comunal demostró con datos que no hay una super población de empleados públicos en el municipio y reclamó a los gobiernos de Cambiemos un trato igualitario.

Festa sostuvo que Feinmann cometió "un error" y "una operación de la que (seguramente sin querer) fue parte". A través de un comunicado, el intendente peronista repasó los datos sobre empleo público para desmentir que, como dijo Feinmann, haya contratado 500 "ñoquis de La Cámpora".

Festa

"La Municipalidad de Moreno cuenta con 4.900 trabajadores para atender las necesidades de 600 mil habitantes. Esto quiere decir que nosotros tenemos 8,5 empleados cada 1.000 habitantes, mientras que el promedio provincial es de 13 empleados cada 1.000; y municipios comparables como Morón se ubican en 16 cada 1.000 habitantes", precisó.

Festa afirmó que "necesitamos si o si la ayuda de los Gobiernos nacional y provincial porque estamos ante una situación de crisis económica y social. Producto de esto, hemos decretado la Emergencia Alimentaria, Social y PyME". "Yo no estoy yendo a pedir plata para Walter Festa, sino fondos para mejorar la calidad de vida de los vecinos de Moreno. Fondos como los que a Mar del Plata le han girado por una suma superior de los 400 millones de pesos", agregó.