El diputado nacional Eduardo "Wado" De Pedro denunció este viernes en la Justicia por supuesto falso testimonio a Gabriel Corizzo, un empleado de la ANSES y militante kirchnerista que testificó en una causa haberlo visto en la quinta de Olivos con el juez federal Sebastián Casanello.

"Queda en evidencia la falsedad de las manifestaciones públicas" del testigo, sostuvo el dirigente de La Cámpora y aseguró: "No conozco al señor Corizzo y nunca mantuve reunión personal alguna con él", aunque luego no descartó que lo "haya saludado en algún acto público".

De Pedro formuló esas declaraciones por escrito al responder un cuestionario que le envió el fiscal federal Carlos Stornelli en el que sostuvo que "nunca" convocó "al nombrado (Corizzo) a reunión alguna en la quinta Presidencial de Olivos" y reiteró que allí "tampoco" ha visto "al juez Casanello".

El magistrado denunció ayer por falso testimonio agravado a Corizzo, un empleado de la ANSES y militante kirchnerista que declaró en una nota periodística que en 2015 fue a Olivos porque tenía que hacer una consulta al entonces secretario general de la Presidencia, De Pedro, y mientras aguardaba vio a "Casanello, el juez", cuya cara reconoció porque salía en los medios.

"Si hay una cualidad que yo tengo es que recuerdo las caras. Los nombres por ahí no tanto, pero en este caso también, porque era una persona pública. Me llamó la atención que estaba de sport, con un pantalón clarito, camisa, corbata y un saquito marrón. Estaba solo ahí", afirmó en la nota.

Stornelli investiga, por delegación de la pesquisa que hizo el juez federal Luis Rodríguez, si existió una reunión entre la ex presidenta Cristina Fernández y Casanello en la residencia de Olivos, una presunción que es funcional a la pretensión de Lázaro Báez para aparar al juez porque considera que estaría direccionando la investigación.