Tras el intento de censura por parte de Grupo Indalo y las presiones gubernamentales, el conductor Roberto Navarro volvió a la pantalla con un explosivo programa, que incluyó un editorial analizando lo que se viene posteriormente a las elecciones, y tres investigaciones que comprometen y exponen a Mauricio Macri y varios funcionarios de su gabinete.

Embed

Desde las 21, miles de usuarios se sumaron a la transmisión en vivo de El Destape, que superó largamente las 100.000 personas mirando el programa en simultáneo, donde apreciaron unos 15 minutos de editorial de Navarro, quien relató paso por paso cómo será el proyecto de reforma laboral que impulsa el Gobierno tras su triunfo electoral del pasado domingo.

Tras ello, el periodista de investigación Juan Amorín mostró las cajas que guardaba Sideco, la firma de la familia Macri, y que se incendiaron en la tragedia de Iron Mountain, al tiempo que mostró los aprietes a Rolando Monticelli, padre de un bombero fallecido ,a quien amenazan desde el Estado para que deje de denunciar los vínculos políticos alrededor del sospechoso siniestro.

Luego, el periodista Horacio Verbitsky mostró en exclusiva el nuevo software que compró el Estado argentino a través del ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich, el cual permite realizar inteligencia sobre los teléfonos celulares de los ciudadanos, y reveló que la compra se realizó secretamente, sin haber pasado por el boletín oficial. Por último, Ezequiel Orlando reveló los detalles del juicio que Mauricio Macri le hizo a su padre, Franco, para intentar salvarse del escándalo por Panamá Papers. La disputa, sospechosamente, duró 9 meses.

El programa también contó con los desopilantes segmentos de humor, a cargo de Pedro Rosemblat, más conocido como El Cadete, y Martín Rechimuzzi, quien personificando a Randall López ha logrado demostrar cómo afecta la posverdad a la ciudadana.