El Gobierno nacional busca llegar a un acuerdo con las provincias de cara a la discusión por el presupuesto 2017. Ante eso, el ministro de Hacienda ya deslizó que le reclamarán a los gobernadores que realicen un ajuste en sus presupuestos, tal como planifica el Estado nacional.

La exigencia del ex JP Morgan será la moneda de cambio ante el reclamo que el peronismo, mayoritario en el Senado, le viene haciendo al gobierno si pretende aprobar la denominada "ley de leyes": que las provincias puedan emitir deuda sin necesidad de pedir permiso al gobierno central, como ocurre en la actualidad.


En el marco de su visita a Nueva York, Alfonso Prat-Gay dialogó con el diario La Nación y allí reveló cuáles serán los reclamos de su parte hacia el "peronismo territorial": "La idea es que las provincias tengan un compromiso parecido al nuestro en el ordenamiento fiscal. Es una meta para todas, expresada de manera tal que cada provincia haga un esfuerzo proporcional al que hacemos nosotros", dijo.

Según lo estimado por Prat-Gay, Estado nacional (y provincias) deberían bajar su déficit fiscal del 4,8% al 4,2% en 2017.

Como contrapartida, el Gobierno cedería ante uno de los principales reclamos de los gobernadores, ya que hoy deben pedir autorización a Hacienda cada vez que quieran emitir deuda. Su deseo es eliminar la restricción y dar vía libre así a la emisión de bonos provinciales.