El famoso segundo semestre sigue sin aparecer. La producción de cemento, uno de los llamados "brotes verdes" que el Gobierno presentaba como indicio de una inminente reactivación, volvió a mostrar números negativos en octubre, luego de un leve repunte en agosto.

LEE MÁS "Oficial: el PBI se desplomó en el primer semestre"

Según la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, el despacho de ese insumo básico para la construcción cayó un 7 por ciento en relación a septiembre. En comparación con octubre de 2015, el desplome es mayor: 17,7%.

Si se toma en cuenta únicamente los datos para consumo interno, la caída en relación a septiembre es de 6,9% y de 18,3% si se hace la comparación con octubre de 2015.

LEE MÁS

Embed

En el acumulado, hasta octubre del año pasado se habían producido 10,2 millones de toneladas de cemento, contra 8,9 millones en los primeros 10 meses de este año.

De esta forma, el 2016 lleva 9 meses por debajo de los guarismos de 2015. Solo en agosto tuvo una variación interanual positiva. Cuando esto ocurrió, desde el Gobierno salieron a agitar la idea de que la reactivación estaba comenzando y que el impacto sobre el empleo era inminente. Los números confirmaron lo contrario.