Un equipo juvenil de Alemania protagonizó una rarísima pero a la vez contundente jugada preparada con una acrobacia incluida, que se volvió viral en las redes sociales.

La inédita acción ocurrió en un partido de categorías juveniles del fútbol alemán y denotó un dedicado planeamiento y entrenamiento para que saliera perfecta.

Los jugadores, todos sub 16, sorprendieron a todos con su particular ejecución de un tiro libre frontal al arco, donde uno de los pateadores, en vez de amagar, realiza un salto acrobático para distraer a la defensa. Entretanto, sus compañeros tocaron y lo asistieron para lograr el gol más extraño del año.

Embed

En esta nota