Dos integrantes de la barra brava de Patronato de Paraná fueron detenidos por agredir a un grupo de niños y padres de una escuela de Entre Ríos durante el partido entre el local y Unión de Santa Fe, el pasado sábado.

Siete chicos de entre 10 y 15 años tuvieron que ser trasladados al hospital infantil San Roque con "escoriaciones varias", mientras que dos padres fueron derivados al hospital San Martín, uno de ellos con fractura de tabique nasal.

Embed

El contingente atacado había arribado a Paraná desde la ciudad de Diamante para observar el partido en el marco del programa provincial "Los gurises van a la cancha", de la secretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo Social provincial.

Los jóvenes disfrutaban en tranquilidad del juego hasta que Franco Soldano convirtió el 2 a 1 para Unión y la delegación trató de colgar del alambrado una bandera del programa estatal que tenía los mismos colores que el 'Tatengue'. En seguida un grupo de barras de Patronato comenzó a increparlos y los atacó con brutalidad.