Boca y River disputaban el cierre del primer tiempo del Superclásico amistoso en San Juan cuando Paolo Goltz y Nicolás De La Cruz chocaron fuerte en el aire y asustaron a todos.

Ambos jugadores quedaron varios minutos en el suelo y llamaron la atención de sus compañeros y cuerpos técnicos. Fue necesaria la asistencia médica para que se recuperen.

Tras la acción el árbitro Diego Abal decidió finalizar el primer tiempo. La peor parte se la llevó Goltz, que poco minutos antes había sufrido otro golpe en la cabeza, con un corte profundo en el pómulo derecho.

Embed