El boxeador sudafricano Zolani Tete noqueó a Sibonsio Gonya de un sólo golpe y batió la marca del nocaut más rápido de la historia, en apenas once segundos.

El peleador, de 29 años, efectuó un certero gancho de derecha que desplomó a Gonya y retuvo el título de peso gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en una pelea disputada en Belfast, Irlanda del Norte.

Embed

En lo formal, el combate duró once segundos, tiempo que transcurrió hasta que el árbitro decidió terminar la pelea ya que Gonya estaba inconsciente. Sin embargo, Tete sólo precisó cinco segundos para tirar a su contrincante.

De esta forma, el sudafricano rompió el récord que ostentaba el campeón de peso supergallo Daniel Jiménez, quien venció a Haral Geier en 17 segundos en 1994.

En esta nota