Cada vez que Diego Armando Maradona pisa un estadio de fútbol la atención se centra sobre él. En este caso, 'Diego' no demostró sus virtudes dentro del campo, pero sí regaló varias perlitas.

LEÉ MÁS: Día y horario de los cruces de la Libertadores y La Sudamericana

De pretemporada en Holanda con Al Fujairah, el mejor futbolista de la historia aprovechó para observar el partido más importante de la primera fecha de la Liga de Holanda entre el PSV Eindhoven y el AZ Alkmaar y desde que llegó al estadio causó furor.

Embed

Ya en uno de los palcos y en compañía de su novia, Rocío Oliva, y su compañero de cuerpo técnico Héctor 'El Negro' Enrique, Maradona vivió el partido como un hincha más y sufrió con las jugadas del cotejo.

Embed
Embed

Como si de un partido de boca se tratara, el 10 cantó, agitó su camiseta en el aire y se lamentó con algunas ocasiones falladas, todo un show.

LEÉ MÁS: AFA le descontará puntos a los clubes deudores

Diego también se encontró con Ruud Gullit, otra vieja estrella del fútbol, que se acercó para regalarle una camiseta del PSV con su nombre y, por supuesto, el número 10.

Embed
Embed