El boxeador estadounidense Deontay Wilder defendió el cinturón CMB de peso completo con un furioso primer round, donde tiró tres veces a Berman Stiverne.

De esa forma Wilder logró noquear al único rival que le había resistido una pelea completa y festejó una defensa de su corona en el Barclays Center de Nueva York.

La pelea duró apenas tres minutos en los que Wilder no le dio chances a Stiverne, quien retornaba al ring tras dos años con movimientos lentos y fuera de ritmo.

Embed

El campeón le lanzó una potente derecha que mandó a la lona a Stiverne por primera vez cuando restaban 50 segundos para terminar el primer asalto. En seguida volvió a derribar a su contrincante con una seguidilla demoledora.

A instantes de la campana, Wilder volvió a arremeter con otra ráfaga furiosa y Stiverne fue directo al piso sin reacción, lo que obligó al árbitro a finalizar el combate.

Sin dudas, Wilder es una total pesadilla para Stiverne, ya que en 2015 fue quien le arrebató el cinturón por puntos tras 12 asaltos.

En esta nota