El defensor brasileño Alan Ruschel estalló de emoción luego de convertir su primer gol desde que volvió a jugar, a casi un año de la tragedia aérea del Chapeocoense.

En un amisto frente a la Roma, el elenco brasileño tuvo un penal a favor y todos los jugadores decidieron darle la pelota a Ruschel para que pudiera dar un paso más en su vuelta al fútbol tras el accidente que dejó 71 muertos.

LEÉ MÁS: Como un rockstar: así recibieron a un ex Boca en Grecia

Embed

El cotejo disputado en Italia fue en homenaje a las víctimas del vuelo caído en las cercanías de Medellín, cuando los jugadores del 'Verdao' iban a disputar la final de la Copa Sudamericana.

Los goles el local fueron convertidos por Alessandro Fiorenzi, Diego Perotti y Mirko Antonucci (en dos oportunidades). En tanto que Ruschel puso cifras definitivas de penal y fue ovacionado por todo el Olímpico de Roma.

Más tarde, el defensor aseguró: "fue otra noche fantástica para mí, después de la de Barcelona. Estoy feliz por volver a jugar contra un equipo grande, hacerlo bien y además marcar un gol. Recibí el cariño de la afición del Barcelona y ahora el del Roma. Estoy feliz por todo lo que me están dando".

En esta nota