El partido entre los Calgary Flames y Detroit Red Wings por la National Hockey League (NHL) estadounidense fue el escenario de una escandalosa pelea que involucró a ambos equipos y los jueces, todo sobre el hielo.

LEÉ MÁS: Con la reforma tributaria, se elimina el financiamiento al deporte amateur

Las peleas en el mundo del deporte suelen comenzar entre dos jugadores y terminar con un mundo de gente en la lucha, pero cuando esto sucede sobre una pista de hielo tiene un condimento especial.

La disputa comenzó entre dos jugadores justo en el sector donde se ubican los suplentes, pero en pocos segundos estaban todos involucrados en el conflicto. Piñas, empujones y forcejeos para todos lados, mientras los jueces hacían lo posible por separar a los adversarios.

Embed

El juego concluyó con victoria para Detroit por 8 a 2 y luego del festejo, Luke Witkowski, uno de los protagonistas del conflicto apuntó:"Esto es lo que a mí me gusta llamar el viejo hockey. Creo que este tipo de cosas son buenas para el juego… atrae a aficionados a este deporte".

En esta nota