Una niña quedó inconsciente luego de ser golpeada por una pelota de beisbol a más de 100 km/h, durante un partido en el Yankee Stadium de New York. La situación dejó conmocionado a todo el estadio e incluso a los protagonistas.

La joven debió ser hospitalizada, mientras en la cancha se vivieron largos minutos de angustia. Varios jugadores, como el bateador de la fatídica bola Todd Frazier, quedaron derrumbados y con lagrimas en los ojos.

Embed

El hecho sucedió durante un juego ante los Minnesota Twins. La bola se proyectó por la línea de la tercera base a gran velocidad e impactó contra la chica, que estaba entre la multitud.

Yankees

"La niña que fue golpeada con una pelota recibió primeros auxilios en el estadio y recibe atención médica en un hospital del área", informaron los Yankees en un comunicado, donde también aclararon que por leyes federales no se pueden revelar más datos de la menor.

"Yo lo vi todo",contó Frazier, uno de los más afectados por la situación. Este es el último de una serie de accidentes con fanáticos golpeados en el estadio neoyorquino. La directiva había anunciado que se estudiaba la posibilidad de colocar mayores protecciones para cuidar a los aficionados.

En esta nota