La vicepresidenta, Gabriela Michetti, fue recibida por decenas de vecinos que desmintieron su discurso en el 4to Congreso Internacional de Discapacidad.

Una mujer acudió con su hija que necesita una silla de ruedas para moverse y viajar a Buenos Aires para hacerse estudios.

"A nosotros no nos invitaron a la jornada, porque nosotros le reclamamos aquellos derechos que ellos nos sacaron", afirmó Cintia Blanco, una vecina que acudió a la ruta 11 a protestar justo hasta el lugar en que los guardias de seguridad los dejaban pasar.

Embed

"A mi hija le sacaron los medicamentos y también la posibilidad de viajar en un remís. Tenía que ir a un médico en Buenos Aires para una cirugía y todavía no tenemos hospedaje, ni tampoco traslado", sostuvo Blanco, madre de una niña con parálisis cerebral, al portal DataChaco.com.

Embed

"A él (por su hijo) le suspendieron el remís. Antes me daban dos kilos de leche en polvo y ahora me dan sólo un kilo. También me daban 120 pañales y ahora me dan 88", sostuvo Jésica Valdez.

"Juntos vamos a lograr que cada persona tenga la posibilidad de desarrollar su vida en plenitud, con libertad de elección", había afirmado Michetti en el Congreso de discapacidad.

En esta nota