La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se manifestó conmovida por la marcha en apoyo al gobierno de Mauricio Macri realizada el sábado y afirmó que fue "un llamado de atención a algunos sectores de la oposición", a la vez que destacó que se trató de una movilización "sin consignas partidarias".

"La marcha fue un llamado de atención a algunos sectores de la oposición que habían sido de mucha agresión y conflicto en las últimas semanas", enfatizó Vidal.En tanto, calificó la movilización como "conmovedora" y "espontánea" y destacó que se trató de una movilización "sin consignas partidarias, sin banderas, y en apoyo a la democracia gobierne quien gobierne".

"Viví la marcha como una caricia al alma"

"Fue una marcha espontánea de argentinos que necesitaban demostrar que estaban. Fue una marcha muy conmovedora. Hay una argentina silenciosa, que nunca sale a marchar", manifestó en declaraciones al canal América TV.

Embed

"Nos conmovió, fue una marcha muy conmovedora porque hay una Argentina silenciosa que cree en los mismos valores que nosotros", afirmó Vidal. La mandataria provincial sostuvo que en la movilización no se registraron "consignas partidarias". "No es una marcha de funcionarios, sino de argentinos que necesitaban salir a la calle para decir que apoyan la democracia", indicó.

Además, consideró que "la marcha de ayer nos pone como cuestión de fondo con qué valores queremos vivir, y cuáles son los límites que nos vamos a poner".

"Viví la marcha como una caricia al alma, como una palmada en el hombro. Me emocionó ver que esta gente en multitud sale a la calle a defender estos valores. Somos mayoría los que defendemos esto", sentenció

Embed