El comienzo de clases se verá nuevamente complicado en la provincia de Buenos Aires. La gobernadora bonaerense cree que el inicio del ciclo lectivo, previsto para el 6 de marzo, se verá truncado.

La jefa provincial cree que las diferencias con el reclamo de los gremios docentes son muy grandes y apunta a las "intenciones políticas" del titular de Suteba, Roberto Baradel: la Provincia ofrece 18 % y asegura que si la inflación es más alta de lo previsto pagará la diferencia. Sin embargo, Baradel reclama un 35 % para la paritaria de 2017.


Vidal sostiene que el gremialista juega en línea con el paro general del martes 7 de marzo, un día después del comienzo de las clases en Buenos Aires, contra el gobierno de Mauricio Macri.

María Laura Torre, secretaria gremial de Suteba, aseguró: "Necesitamos una paritaria nacional docente, que es un derecho de la democracia y debe ser respetado" y añadió: "Queremos una mejor recomposición salarial, sobre todo por la pérdida de poder adquisitivo que sufrimos en 2016".