Si las palabras tienen sentido y significado en política, y vaya que las tienen (!), la oposición apostó por derrocar al presidente Nicolás Maduro el miércoles 26 de octubre movilizando a sus seguidores en las calles. Y no cabe la menor duda que tienen una gran capacidad movilizadora, como lo han demostrado en numerosas oportunidades. Ese día, la consigna para las movilizaciones fue "La Toma de Venezuela" y varios de sus principales dirigentes incluso planteaban la posibilidad de ir hacia el Palacio de Miraflores, la casa del gobierno.

"La toma de Venezuela" no puede ser interpretada metafóricamente teniendo en cuenta que, por ejemplo, el sábado 22 el portal Dólar Today –hecho por venezolanos en Miami- tituló "¡Insurrección Nacional! Leopoldo López: Unidos tomaremos Caracas", citando a unos de los principales referentes de la oposición.

El domingo 23, la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, aprobó una resolución en la que declaró "la ruptura del orden constitucional y la existencia de un golpe de estado cometido por el régimen de Nicolás Maduro", sin nombrar a Maduro siquiera como Presidente de la República.

Seguí leyendo en Nodal