Cientos de Pymes quedan al borde del quiebre y el embargue, debido a que el viernes vence la moratoria fiscal. Eduardo Fernández, presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), alerta que miles de personas pueden quedar sin trabajo.

"APYME reclama con carácter de urgente, su pedido de una imprescindible extensión del plazo y la posibilidad de incluir obligaciones vencidas con posterioridad al fijado en su momento por la Ley 27260", asegura un comunicado de APYME firmado por Fernández.

APYME reclamó de modo oportuno y urgente a las autoridades de Hacienda y AFIP una extensión del plazo para acogerse a la moratoria y la posibilidad de incluir obligaciones vencidas con posterioridad al límite fijado en su momento por el art. 52 de la Ley 27.260, que permite regularizar obligaciones vencidas al 31 de mayo de 2016.

Por la drástica caída del consumo, un gran número de Pymes se acogieron al plan de facilidades para regularizar su situación, quedaron financieramente imposibilitadas de hacer frente a las nuevas obligaciones tributarias y previsionales.

"Ante la falta de respuestas, la entidad reafirma su pedido, al que se suma en los últimos días los pedidos surgidos de distintas asociaciones profesionales que están evaluando la gravedad de este tema ante la alarmante situación de mora de gran cantidad de Pymes, con serio riesgo para su supervivencia, y por consiguiente, para el sostenimiento de las fuentes de trabajo", asegura el comunicado.

El viernes también finaliza el blanqueo, que fue extendido en el pasado en tres oportunidades. Las Pymes son importantes debido a que representan el 70% de las fuentes de trabajo en la Argentina.

En esta nota