El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta sufrió un escrache por parte de vecinos de conventillos de La Boca y debió abandonar un acto que él mismo encabezaba en el sur de la Ciudad para evitar pasar un peor momento.

Rodríguez Larreta participó este jueves junto con vecinos del primer viaje por el puente Transbordador de La Boca tras casi 60 años en desuso. "En todo nuestro esfuerzo y sueño de desarrollar el sur de la Ciudad éste es un avance grande", señaló, aunque, tras ello, comenzaron a aparecer vecinos de conventillos del barrio que sufrieron incendios con pancartas en reclamo por sus viviendas.

LEER MÁS: Se vendió C5N a un grupo cercano a Macri: los nuevos dueños preparan una "limpieza"

Ante la situación, Larreta decidió abandonar el acto debido a que los vecinos de los conventillos incendiados de La Boca comenzaron a tomar mayor visibilidad con el correr de los minutos.

Embed

En esta nota