La vicepresidenta Gabriela Michetti se refirió al encuentro que mantuvo en la ONU con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en donde el líder republicano le dio una evasiva respuesta sobre el bloqueo al biodiesel argentino al mercado de los EE.UU.

Michetti puntualizó que en el encuentro que Trump encabezó en el hotel New York Palace -del que también participaron los mandatarios Juan Manuel Santos (Colombia), Michel Temer (Brasil) y Juan Carlos Varela (Panamá)-, Trump la miró a ella en un momento y resaltó: "Dígale al presidente Mauricio Macri que ya los limones argentinos están entrando", precisó. "Entonces yo le dije: 'los limones estarán entrando pero falta el biodiésel'", fue la respuesta de Michetti.

Pese a considerar a los EE.UU. como un aliado al que se le compra material bélico y se le permite la importación de cerdos, la respuesta de Trump no pareció ser la mejor, según relató Michetti.

Trump, sobre el biodiesel: "Bueno, vamos de a poco"

"Me miró como serio y me dice: 'bueno, bueno, vamos de a poco' y yo le dije: 'es muy importante para la Argentina'", contó por radio Continental.

LEE MÁS

Embed

Los productores argentinos de biodiesel entraron en alerta cuando el Gobierno norteamericano decidió aumentar hasta un 64% el arancel para el ingreso de ese producto al mercado de los EE.UU., bajo el pretexto de "dumping" o comercio desleal.

Los Estados Unidos eran el principal mercado para el biodiesel argentino, con un volumen de 1.200 millones de dólares por año. Es un negocio mucho mayor al de los limones, de solo 50 millones de dólares anuales.

De esta manera, Michetti comentó las alternativas de la reunión convocada por Trump con un puñado de mandatarios latinoamericanos, antes de la celebración de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en donde la vicepresidenta reclamó por "los legítimos e imprescriptibles" derechos de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas.