El Grupo Clarín quiere privatizar los partidos de la Selección y que el público pague para verla.

Es porque Trisa, empresa propiedad del Grupo Clarín y Torneos, pidió la inconstitucionalidad de una parte de la Ley de Medios y apuntó de la ley sobre la transmisión de los partidos del elenco nacional por TV abierta.

Lo hizo como respuesta a la presentación de un amparo de Pares TV, la señal comunitaria de Luján que transmite los partidos de Flandria, para que el gobierno aplique los artículos 77, 78, 79 y 80 de la Ley 26.522, que todavía siguen vigentes, según confirmó el diario Tiempo Argentino.

"La presentación de TRISA, además, hace alusión a la Ley 25.342, promulgada en noviembre de 2000, y que establece que los partidos oficiales de la Selección deben transmitirse por televisión abierta", cuenta Tiempo.

Y agrega: "Es que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual remite a su artículo 2° en cuanto "los acontecimientos de interés relevante deberán emitirse o retransmitirse en las mismas condiciones técnicas y de medios de difusión que las establecidas en la ley 25.342". Por eso, la empresa de Clarín y Torneos también plantea la inconstitucionalidad del artículo porque "su aplicación genera los perjuicios detallados a lo largo del presente en el derecho de propiedad y de comerciar de TRISA"", revela el diario.

Asimismo, el diario afirma: "Que pueda sentar jurisprudencia es lo que más preocupa en la AFA sobre el pedido de Pares TV sobre los encuentros de Flandria, según sostienen distintas fuentes del domicilio de Viamonte 1366. Serían los coletazos que pueda producir en los derechos del fútbol de Primera, en manos de Fox Sports y Turner. Un caso de Luján que puede repercutir en todo el fútbol argentino".