El titular de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, consideró que el bono de fin de año de entre 2.000 y 3.500 pesos para 130.000 empleados estatales "es lo mejor que se pudo conseguir", al destacar que "tempera el impacto de la pérdida de poder adquisitivo".

Tras la firma del acuerdo, que implica en pago extra de fin de año en cuatro categorías de empleados del Estado nacional enmarcados en el convenio colectivo 214, el gremialista destacó que el bono "tempera el impacto de la pérdida de poder adquisitivo porque tras las paritarias, indudablemente, quedamos por debajo de la inflación".

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, aseguró que con el bono "se cierra la discusión sobre cuál fue la pérdida" del poder de compra de los salarios. "La idea es que con esto terminamos de cerrar lo que tiene que ver con la discusión de este año sobre cuál fue la paritaria y la pérdida del poder adquisitivo", expresó en diálogo con radio Mitre.


En contraposición a este acuerdo, el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Hugo "Cachorro" Godoy, calificó de "insuficiente" el bono y apuntó contra UPCN, al que calificó como "gremio amigo" del Gobierno.

En ese marco, reiteró que para recuperar el poder adquisitivo perdido en lo que va del año, el plus salarial debería ser de 10.000 pesos porque "lo que se ha perdido es un sueldo completo".

"El Gobierno no escuchó nuestra opinión, tomó una decisión extra paritaria y lo convalidó su gremio amigo. Lamentablemente, este anuncio que hicieron ayer es absolutamente insuficiente para la realidad de los trabajadores estatales", expresó.