Antonia Macri ha sido una figura llamativa en varias apariciones públicas de Macri, primero como candidato y ahora como presidente. La última, más que curiosa, se dio el fin de semana pasado, cuando el jefe de Estado la sacó a timbrear junto al resto del gabinete nacional. Sin embargo, desde su equipo de comunicación desmienten que sea una pieza importante de la imagen presidencial.

LEE MÁS "El gesto kirchnerista de Antonia en el timbreo"

Hernán Iglesias Illa, que se desempeña como coordinador de Comunicación Estratégica (un cargo creado por el actual gobierno con rango de subsecretario), aseguró al programa Toma y Daca, de radio Del Plata, que la hija menor del jefe de Estado "no es importante en la comunicación del Gobierno", lo cual le disparó una carcajada al final.


El funcionario, uno de los asesores en comunicación del equipo que comanda Marcos Peña, reiteró que "no hay gran estrategia detrás de la aparición de Antonia" y consideró que en la actualidad "hay menos periodistas oficialistas que hace un año".

Respecto del "relato" del Gobierno, respondió que es "muy temprano para tener uno". "No tenemos intención de hacer un súper relato para cubrir la narrativa de estos años".

Embed

"El acuerdo narrativo" del Gobierno y la sociedad

En otro segmento de la entrevista, Iglesias Illa describió lo que llamó "el acuerdo narrativo" entre el Gobierno y la sociedad. "Estamos en una situación delicada, vamos a tener que tomar medidas que demoren la llegada de buenas noticias pero son indispensables para que se estabilice la cosa. Una parte importante de la gente se mostró de acuerdo con eso y es un éxito comunicacional".

Consultado sobre el contraste entre este relato más vinculado al sacrificio y el de la campaña, que hablaba de vivir mejor con un mayor bienestar, Iglesias sostuvo que no hubo contradicción: "El Gobierno ha intentado y cumplido con las cosas que decía. Los grandes programas sociales que heredó han sido expandidos".