La conocida actriz Nora Cárpena atraviesa una difícil situación con su marido Guillermo Bredeston que se encuentra postrado en su cama sin poder moverse y asistido por enfermeros y máquinas las 24 horas debido a una ACV que sufrió hace cinco años.

En una entrevista con la revista Pronto, la artista es realista ante la situación que le toca enfrentar al subrayar que “los médicos no lo internan porque no pueden hacer nada y ya no vale la pena" y siente como propia la endeble salud de su compañero de vida hace 52 años.

LEÉ MÁS: La terrible confesión de Celeste Cid sobre sus adicciones

"Soy realista. Ya no tengo esperanzas", confesó la actriz y manifestó: "Quiero que Guillermo sufra lo menos posible. Me gusta que me sonría, que me mire. Pero a veces lo veo conectado a esas máquinas y es difícil”.

Asimismo, aseguró que “si (él) pudiera hablar, pediría la eutanasia. No te quepa duda".

Tras haber sufrido un primer ACV ocho años atrás y cuatro más un tiempo después, Bredeston permanece en su casa, atendido de manera permanente por un equipo de enfermeros y precisó que “está con respirador y máquina de alimentos".

Contó: "No habla porque tiene una traqueotomía (desde hace tres años). Pero yo le hablo de todo, le cuento lo que hago. Al principio se levantaba, primero andaba con bastón, después en silla de ruedas y ya hace tiempo que no se levanta".

Por último, la actriz se aferra a la fe y expresó: "Guillermo está. Soy católica practicante. Siempre estuve cerca de Dios y voy a misa todos los domingos. Me hace bien ir. Me siento ayudada, protegida",

"Las cosas ocurren. Por ahí al principio te enojás, pero entendés que Dios te hace libre”, concluyó.

En esta nota