Una nueva declaración testimonial complicó a la vicepresidenta Gabriela Michetti y su Fundación SUMA en la causa que investiga el origen de los fondos que le robaron el pasado 22 de noviembre: luego de que su contador admitiera haber donado dinero en efectivo a la organización sin que le dieran ningún tipo de documento respaldatorio, ahora un director de la petrolera Gulf confesó que en su caso sucedió lo mismo. De esta forma, la vicepresidenta continúa sin poder respaldar el origen de los $200.000 que le sustrajeron de una "bolsa" que se encontraba al costado de su cama.

Según informó la periodista de judiciales del canal C5N, Vanesa Petrillo, el declarante Alain Vincent Dujean, un jubilado francés en ese país y actual director de la empresa Gulf en Argentina, aseguró que es amigo de Silvina Michetti, hermana de la vice, y que aportó a SUMA unos $15.000 en efectivo a principios de noviembre.

"Le entregué el dinero a Silvina, me parece que le entregué la plata en su casa, creo que fue tres o cuatro días después de aquella cena entre amigos", declaró un dubitativo Dujean al ser consultado en el juzgado de Ariel Lijo por los fondos donados a Fundación SUMA.

Tras ello, el juzgado le consultó al testigo por la documentación correspondiente al importe donado, y la respuesta fue en línea con lo declarado por Marcelo Domínguez, el contador de Michetti, días atrás: "En ese momento Silvina no me entregó recibo alguno, ella me dijo que íbamos a recibir uno pero nunca me lo entregaron, tampoco le pregunté", detalló Dujean.


Sin embargo, el momento más particular de la declaración se dio apenas un momento después, cuando el hombre fue consultado por el origen de los fondos que donó y su correspondiente correlato con sus ingresos mensuales: "El origen del dinero fue mi sueldo y mis ahorros", afirmó. Al ser consultado por sus honorarios habituales, el CEO de la petrolera Gulf respondió que gana "quince mil pesos mensuales bruto, más los aguinaldos".

"Silvina (Michetti) no me entregó recibo alguno, ella me dijo que íbamos a recibir uno pero nunca me lo entregaron"

La declaración de Dujean fue apenas la cuarta de las 22 que debe tomar el juez Ariel Lijo por pedido de la defensa de Gabriela Michetti. Anteriormente declaró Marcelo Domínguez, contador personal de la vice, quien afirmó haber donado $10.000 en efectivo que nunca fueron documentados por la Fundación, así como también negó la existencia de un documento que acredite el préstamo entre Michetti y su novio, consistente en USD50.000.

Otro de los testigos fue Darío Brandi, contador de Juan Tonelli Banfi, quien tampoco pudo acreditar la veracidad del préstamo entre el asesor espiritual y su pareja, y el arquitecto Eduardo Raposo, el hombre que estaba a cargo de las refacciones en la casa de la vice, quien confirmó que la obra tuvo un costo de entre $100 y $150 mil pesos, cuyas facturas no fueron guardadas.

Embed