Florencia Cocucci saltó a la fama por su vinculación amorosa con el fallecido Alberto Nisman. La joven marplatense, de 27 años, volvió a declarar este miércoles en la causa que investiga la muerte del fiscal y, en su testimonial, denunció que fue extorsionada con la difusión de un presunto video íntimo con el funcionario del Ministerio Público. A cambio, le pidieron que no revelara ninguna información "sobre Nisman y sobre su ex representante".

En declaraciones al canal de noticias TN, su abogado Omar Saker remarcó que la joven modelo sufrió "amenazas de muerte". "Hay una causa en el fuero ordinario, que ahora pasó el fuero ordinario", dijo Saker y continuó: "Mi clienta está asustada y cansada de todo lo que está pasando. Un miedo lógico ante hechos raros que le han empezado a ocurrir, motivo por el cual recurrió a la Justicia. Desde marzo que empiezan las amenazas, que la llevan a radicar la denuncia".


Según el letrado, Cocucci -quien lleva un botón antipánico- no descartó que "gente allegada a su entorno le está haciendo esta amenaza" y aclaró que "es un supuesto video que no existe, que la clienta alega que no existe (...) Creemos que es un armado tecnológico con photoshop".

Respecto a las "amenazas de muerte" que habría recibido la "amiga" de Nismas, el abogado precisó que se referían a que "se tenía que retirar del país, policías constantemente en el domicilio de mi clienta, policías federal y bonaerense".

"Esta gente debe pensar que mi clienta tiene mucho que aportar (en la causa Nisman), pero no tiene nada que aportar; no va a moverse ni para atrás ni para delante de lo que ya declaró. Por eso, el fin de este modus operandi es algo sin sentido", resumió.


novia nisman 3.jpg