Una ex colaboradora de Alberto Nisman en la causa AMIA, Sabrina Mateos, trabaja en paralelo como actriz en una comedia del Paseo la Plaza.

LEÉ MÁS: Trump amenazó por Twitter a Corea del Norte: "Mi botón nuclear es más grande y poderoso"

La abogada penalista asegura que la actuación llegó primero a su vida pero que su familia la obligó a estudiar una carrera "seria" y así terminó en Derecho. Por fuera de sus dos profesiones, dio clases de danza árabe y le hacía uñas postizas a los gatos, negocio del cual se ocupa su hermana actualmente.

"No la pasamos bien con todo lo que pasó, fue un shock, no lo podíamos creer", aseguró Mateos sobre la muerte del fiscal.

Además, es prosecretaria de la Unidad Fiscal Amia, donde trabaja desde hace casi trece años. Tras la muerte del fiscal, la actriz no dudo en afirmar que no hubo diferencias, tampoco con el cambio de gobierno. Sus jefes pasaron a ser tres: los fiscales Roberto Salum, Leonardo Filippini y Santiago Eyherabide.

Embed

"Él sabía que actuaba- resaltó- pero nunca vino a verme", confesó al diario La Nación, y destacó que "hay separar lo profesional de la intimidad".

En esta nota