El conductor de un colectivo de línea y una pasajera murieron, mientras que otras 14 personas resultaron heridas, al ser embestidos este lunes por un tren en un paso a nivel del partido bonaerense de Merlo, y un compañero del chofer denunció que el guarda ferroviario no bajó la barrera porque se había dormido.

El accidente ocurrió a las 3.43 de la madrugada en el cruce de la calle Carlos Gardel y la ruta 40, en la localidad de Mariano Acosta, cuando un tren del Ferrocarril Sarmiento, del ramal Merlo-Lobos, chocó al interno 4061 de la línea 503, a la altura de la estación Agustín Ferrari.

El chofer del colectivo falleció en el lugar mientras que 15 heridos fueron trasladados al hospital municipal Eva Perón, a la clínica privada Libertad y al establecimiento sanitario Posadas, del partido bonaerense de Morón.

Pocas horas después, una pasajera del colectivo de 34 años murió en el hospital Eva Perón, donde había ingresado con "politraumatismos y heridas graves", dijo a DyN el secretario de Salud Pública de Merlo, Miguel Angel Murrone.

El funcionario detalló además que en ese establecimiento seguían internados esta mañana con lesiones "leves y moderadas" dos hombres y tres mujeres, mientras que el resto de los heridos eran asistidos en la clínica privada Libertad y en el hospital Posadas.

Por su parte, el jefe del cuartel de bomberos de Mariano Acosta, Sergio Perotti, sostuvo en diálogo con el canal C5N que trabajaron en el lugar del choque tres dotaciones de socorristas para rescatar a los lesionados.

En tanto, agentes de la Policía Bonaerense realizaron peritajes con la intervención de miembros de la Fiscalía 5 de Morón. Tras el despeje de vías, el servicio ferroviario que une las localidades bonaerenses de Merlo y Lobos fue restablecido alrededor de las 7.

"Esto no es una desgracia, es una negligencia", dijo un compañero del colectivero fallecido, quien contó que la víctima tenía "32 años", era "padre de dos criaturas" y había tomado servicio "diez minutos" antes de la tragedia.

En declaraciones al canal TN, además, familiares de algunos de los 15 pasajeros heridos relataron que alrededor de las 2, un remisero se tuvo que bajar de su coche para despertar al guarda para que levantara la barrera ya que se había quedado dormido.

En esta nota