La interna fallida de Cambiemosen la provincia de Santa Fe hizo estallar al frente. El veto del Gobierno nacional a que haya una PASO de la alianza oficialista generó la ira del radical Jorge Boasso, que salió a denunciar que sus ¿ex? correligionarios realizan clientelismo a cambio de votos.

Boasso quería enfrentar en una interna de Cambiemos en Santa Fe a Albor Cantard, hombre cercano al presidente de la convención nacional de la UCR, José Del Corral. Sin embargo, desde la Casa Rosada se impuso que el oficialismo no podía tener elecciones internas y designó a dedo a los candidatos de cada distrito.

Ya excluido, Boasso mostró una foto de una pila de boletas de Cambiemos junto a un montón de comida enlatada y cajas con lácteos. "Asi #Cambiamos @NikyCantard @LaspinaL ? deposito del PRO, con volantes de CANTARD al lado de latas de comida y cajas de leche", escribió en su cuenta de Twitter. Según pudo averiguar El Destape, la imagen fue tomada en el lugar de acopio de mercaderías que la fundación Pensar posee en Rosario.

Embed

Esto se suma a las denuncias que involucran al candidato del oficialismo nacional en Tucumán, José Cano. Según denunció el intendente de Tafí Viejo, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación envió electrodomésticos a la provincia para ayudar al ex titular del Plan Belgrano en los comicios donde se elige senador.

boasso macri del sel.jpg

Presionados por ser ahora parte de la alianza oficialista (aunque con poca presencia en el Gobierno), parte de la UCR de Santa Fe abandonó al Frente Progresista, que integraban con el gobernante Partido Socialista. Si bien es de origen radical, Boasso ya había enfrentado al socialismo: en 2015 fue el candidato a vicegobernador de Miguel Del Sel, que quedó a 0,12% de Miguel Lifschitz.

LEE MÁS "Denuncian que Desarrollo Social envía electrodomésticos a Tucumán para comprar votos"