Un oficial de la Policía de la ciudad de Buenos Aires corrió con un arma en la mano a un chico de entre 10 y 12 años, en el barrio porteño de San Telmo, luego de ser acusado de patear una persiana de un local donde fue echado sin una razón, solo por presunción de delito.

El episodio ocurrió en el cruce de la avenida San Juan y Perú, luego de que el chico pateó una persiana de un local tras ser echado por la empleada del comercio al presumir que intentó robar una gorra. Luego del golpe, el agente lo retó porque casi rompe un vidrio. El chico salió corriendo y detrás el policía con un arma en la mano. El joven estaba desarmado.

LEER MÁS: El impresionante vídeo de la policía que sube a los colectivos en busca de droga

Diego Chan, uno de los testigos que habló con El Destape, contó: "Yo venía con la moto por avenida San Juan y veo a un policía corriendo con un arma en la mano. Cuando distingo a quien estaba corriendo y vi que era un nene que tenía 10 o 12 años, intervengo y le pido al cana que guarde el arma". Y siguió: "Lo atrapa con una mano al chico y recién ahí guarda el arma".

Tras esto, Diego graba la detención y su discusión con los agentes. "Nosotros no sabemos si está o no armado", justifica un oficial de la comisaría 2º de San Telmo la decisión de correr con un arma en la mano. Finalmente, el chico no fue llevado a la comisaría y un vecino de la zona lo acompañó al parador donde vive, en San Telmo.

Embed

En esta nota