Un peritaje ordenado por la jueza federal María Servini alertó que los sorteos de las causas judiciales pueden ser manipulados. Asimismo, se detalló que el sistema permite que una indeterminada cantidad de usuarios sin identificar introduzcan cambios sin dejar rastros.

Así lo confirmó el primer tramo del peritaje y cuyo escrito está firmado por cuatro especialistas y al que accedió el diario Perfil.

Desde el entorno de Servini ratificaron que es la causa “por la que más presiones recibió” y destacaron “la mala relación que mantiene el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, con ella y su entorno, en especial su hijo Juan Carlos, desde que fue designado administrador del Consejo de la Magistratura y empleados del área de informática en temas electorales”.

LEER MÁS: Lagomarsino lanzó su teoría sobre la muerte de Nisman

Para los peritos, el sistema, Lex 100 (que es objeto de investigación de varias causas), tiene una “lógica de asignación predecible lo que permite inferir considerablemente el resultado del sorteo, por lo cual no se asegura aleatoriedad”. De esto se deduce que el encargado de cargar causas puede direccionar la asignación.

Lo que también se confirmó es que los registros de quién sorteó, hora, fecha, resultado, pueden ser eliminados si se tiene en cuenta los privilegios de “súper usuarios”.