El chico fue golpeado en el rostro por el padre de un rival al finalizar el partido entre Brown de Adrogué y Lamadrid, disputado en Villa Devoto. La violencia en el fútbol, cada vez más preocupante.

LEÉ MÁS: Rafa Di Zeo le explicó a cuatro judíos ortodoxos cómo se convirtió en líder de la barra de 'La 12'

El juvenil debió realizarse estudios médicos para descartar lesiones de gravedad, sin embargo, dirigentes del 'Trico' comentaron a Télam que todavía continuaba con dolor y dificultades para comer.

Brown ganó el partido por 2 a 1, pero la alegría quedó empañada por la violencia del padre del jugador Facundo Puig, quien esperó a Felipe Frignani a la salida del vestuario visitante y convocó a a su propio hijo para que cometiera la agresión. Más centrado que su papá, Puig se negó y el adulto consumó el grave hecho, en venganza por un incidente del juego.

Embed
Embed

"Desde el comienzo del partido los padres de los chicos de Lamadrid, con sus gritos e indicaciones, incentivaban a sus hijos a que golpearan y lastimaran a los pibes de Brown durante el partido", apuntó Pablo Ochoa, delegado del fútbol infantil de la institución de Adrogué.

LEÉ MÁS: La oscura maniobra de un club propiedad de Stinfale para ascender

Durante el cotejo, el árbitro advirtió la situación y amenazó con detener el juego. Así consiguió calmar las aguas durante los minutos restantes, pero tras el final de partido, todo terminó de la peor manera.