En la sección Taller para el Engaño del programa radial Metro y Medio, un oyente llamó para contar una “infidelidad” que había cometido durante sus vacaciones en Cancún pero lo que terminó contando fue un caso de abuso sexual contra una mujer que se encontraba en el lugar.

Entre las risas de los conductores Julieta Pink y Pablo Fábregas que no supieron manejar la situación, lo calificaron como “un desliz” y las redes sociales estallaron contra ellos-

El oyente bajo el nombre Juan Agustín relató: “Todas las noches me porté bárbaro, pero la última me alcoholicé más que los demás días y veo una rubia canadiense tremenda y fui derecho, me tiré de cabeza, la vi de lejos y la tacleé (sic). Algo hicimos mal. Cuestión que me encerré en un cuarto de limpieza del hotel y le di duro, duro, duro”.

Como invitada del programa se encontraba Tamara Pettinato quien le preguntó si la chica “quería que la tacleen”, a lo cual, Juan Agustín se escudó: “No, no sé, corrí re sacado a agarrarla, la agarré y tuvimos media hora re linda”.

Embed

“Cuando otro integrante de la mesa le preguntó si “había sido un lindo tacle”, el hombre señaló: “Sí, estuvo bueno, porque en realidad fue así, yo me la estoy comiendo ahí en el pasillo, viene un amigo y me la saca, se la empieza a comer, y después viene otro amigo, se la saca a mi otro amigo, entonces me enrosqué, les pegué a los dos, agarré y me llevé a la mina”.

”Es entre muchas otras cosas engaño”, arrojó Julieta Pink a lo cual Pettinato advirtió que “el delito menor sería el adulterio, ¿la chica está viva?”.

LEÉ MÁS: Aumentan las penas para los violadores

La situación se les fue de las manos y no repudiaron el relato sino que todo quedó diluido como una anécdota más entre risas.

Embed
Embed
Embed

Al respecto, Julieta Pink y Pablo Fábregas se hicieron eco de las críticas y solo atinaron a pedir disculpas.

Embed
Embed