Un nuevo aumento afecta al bolsillo de los fumadores que rondará el 4 por ciento y que representa un aumento de dos pesos al precio de los cigarrillos. No obstante, el costo de los paquetes es relativo debido a que los quioscos colocan el precio conveniente para su negocio y es una situación que no está regulada.

Con este aumento Marlboro costará 55 pesos en su versión KS y 56 pesos en su versión box; mientras que Philip Morris, 52 pesos en su versión KS, y 53 pesos en su versión box, y la marca Chesterfield 43 pesos en su versión KS y 45 pesos en su versión box.

Otras marcas tales como Benson & Hedges, Parliament y Virginia Slims se venderán a 61 pesos en su versión box de 20 cigarrillos.

LEÉ MÉS: La inflación Congreso marcó suba de 2,1% en julio: acumula 14% en siete meses

La empresa argumentó que este aumento, el cuarto en lo que va del año, "es la manera de afrontar la suba de costos en un contexto de alta presión fiscal".

"Desde el fuerte aumento impositivo decretado por el gobierno nacional en mayo de 2016, la carga fiscal para los cigarrillos representa el 80 por ciento del precio de final, siendo la más alta de la región y una de las más elevadas a nivel mundial", señalaron las tacabaleras.

Asimsimo, recordaron que los puntos de comercialización de todo el país- según la Resolución N°110/1991 del Ministerio de Economía de la Nación- tienen prohibido alterar los precios de venta al público de los cigarrillos publicados e indicados por las empresas tabacaleras.

En esta nota