El delantero de Lanús José ‘Pepe’ Sand fue imputado por la causa que investiga la muerte de su yegua “Doña Fantasìa” que murió en su última carrera y está acusado de dopaje de animales, juego clandestino, ejercicio ilegal de la medicina y asociación ilícita. También será juzgado también su hermano y otras personas que participaron de la corrida el 27 de agosto de este año en el Jockey Club de Goya, Corrientes.

Según la Asociación de Abogados y Funcionarios por los Derechos Animales (AFADA), “Doña Fantasía” -que pertenecía al futbolista y a su hermano César Sand- cayó desplomada y muerta por un presunto “paro cardiorespiratorio debido al suministro ilegal de un ‘cóctel de drogas’ que se le habría aplicado antes de la carrera para mejorar su rendimiento”.

Al respecto, la Fiscalía de Instrucción, Correccional y de Menores Nº 2, a cargo de Francisco Arrué, inició una investigación de oficio y ordenó la exhumación del cadáver del animal. La autopsia comprobó que al animal le habían dado una sustancia prohibida llamada estricnina, un estimulante que provocó la excitación, el aumento de circulación de la sangre y el aceleramiento de las pulsaciones de la yegua.

Además, se encontraron restos de dipipanona, una droga que actuaría como anestésico y/o analgésico, enmascarando el dolor muscular provocado por la dosis de estricnina, para mejorar el rendimiento físico del animal en la competencia.

En esta nota