La presencia de un miembro de una Iglesia Evangelista de Santiago del Estero, que se postró a rezar frente a la Casa Rosada en medio de un calor sofocante, llamaba la atención este mediodía de policías y transeúntes que transitaban el lugar.

El hombre, que se veía conmocionado y con lágrimas en los ojos, arrojó un cartón y se echó en actitud de rezo sobre la calle Balcarce, apuntando a la Casa de Gobierno.

Embed

Al ser interrogados por efectivos de la Policía Federal dijo pertenecer a una Iglesia Evangelista y pidió permiso para rezar durante 15 minutos, al que los uniformados accedieron una vez que lo identificaron y revisaron sus pertenencias.

En un piso caliente en extremo, con una sensación térmica superior a los 38 grados y a pleno sol, el hombre se mantuvo postrado y sólo se incorporó en forma parcial para extender sus brazos en tono de alabanza.

Los policías volvieron a revisarlo y comprobaron que tenía volantes con pasajes bíblicos y mencionaba un origen en el barrio Huaico Hondo, de Santiago del Estero.

Pasado el mediodía, el hombre continuaba con su actitud excediendo el plazo que había pedido.