Momentos de tensión se vivieron en la final de la Supercopa de Turquía cuando un hincha saltó al campo de juego con un arma blanca tras el un gol del Besiktas.

LEÉ MÁS: UFC: Bandenay noqueó a su rival en menos de 30 segundos

Si bien la gravedad del hecho es incuestionable, la rápida actuación de los efectivos de seguridad para interceptar al fanático evitó algún tipo de agresión sobre los protagonistas.

Embed

La escalofriante escena se vivió luego de que Cenk Tosun anotara el empate 1 a 1 para el Besiktas a los 77 minutos de juego. Antes, Abdou Razak Traoré había abierto el marcador para el Konyaspor.

LEÉ MÁS: El VAR cambió la historia de una final: Gol anulado y penal para el otro equipo

El hecho dejó impactados a todos los jugadores y provocó algunas grescas en las tribunas, sin embargo el partido se reanudo y tuvo un final emocionante: Nejc Skubic, de penal, le dio la copa al Konyaspor en tiempo de descuento.