El Grupo de Curas en Opción por los Pobres publicó esta mañana un comunicado en repudio a las recientes detenciones dispuestas por el juez federal Claudio Bonadío. Con el título "El revanchismo y la arbitrariedad generan violencia" el grupo denuncia "la arbitrariedad cada vez más manifiesta de ciertos sectores del poder judicial, en transparente coordinación con el poder ejecutivo y el poder mediático".

Para los curas, esta situación está llegando a "extremos insostenibles" que se traducen en "una escalada de revanchismo, desprecio, y odio de clase que es muy peligrosa". Asimismo, destacaron que "no es posible que se salten todos los pasos procesales, que se aceleren causas, se cajoneen otras y se detenga por delitos inexistentes a ex funcionarios".

Embed

"Peligrosamente se están salteando los derechos y garantías constitucionales y se hace caso omiso de los reclamos de los organismos de derechos humanos y del derecho internacional", sostiene el comunicado.

Por otro lado, alertaron sobre los peligros de este tipo de decisiones: "Esto puede generar una peligrosa escalada de violencia y como grupo de Curas en la Opción por los Pobres responsabilizamos a los miembros de la Corte Suprema de Justicia y al Presidente de la Nación por todas las víctimas que este modelo – su modelo – está generando".

"En nombre de Dios, y en nombre de este sufrido pueblo cuyos lamentos suben hacia el cielo, les pedimos, les rogamos, les ordenamos en nombre de Dios, ¡Paren la represión!”Justicia perseguimos. Para alcanzar la paz. Para tener una patria donde quepan todas y todos", concluyó el comunicado.