l fiscal de Cámara en lo Penal, Contravencional y de Faltas porteño, Walter Fernández, advirtió este miércoles que la "amenaza" del jefe del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, proferida al llamar a "dar vuelta los coches" de alquiler que no paren mañana, puede configurar un delito que prevé una pena de prisión de 5 a 10 años.

No obstante, sostuvo que el haberse retractado públicamente tras sus dichos sirve de "atenuante" aunque remarcó que "la disculpa no borra el delito".

Fernández, preguntado por radio La Red sobre la pena que podría aplicársele al líder sindical, respondió: "En este caso, que sería una amenaza coactiva agravada, estamos hablando de 5 a 10 años (de prisión), de cumplimiento efectivo".

Además, dijo que las declaraciones de Viviani disparan otras "múltiples calificaciones penales", como "instigación a cometer un delito vinculado a la actividad profesional e instigación a cometer daño".

El secretario general del Sindicato de Peones de Taxis llamó a "dar vuelta los coches" de alquiler que no paren mañana, en una reunión del gremio concretada el miércoles último, pero después se retractó al afirmar que se le "salió la cadena durante una asamblea acalorada" y que eso finalmente "no" ocurrirá.

"La disculpa no borra el delito", alertó hoy el fiscal de Cámara en lo Penal, Contravencional y de Faltas porteño.

Y amplió: "En un modelo democrático y constitucional, cuando con un delito se llega a la sentencia, el delito se borra sólo con una amnistía".

"Lo que uno puede tener en cuenta es una incorporación de tal conducta a la causa para tenerla como un atenuante", finalizó.

En esta nota