Gustavo Arribas, jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (ex SIDE), está en jaque tras la denuncia en su contra de haber recibido 600 mil dólares del gigante brasileño Odebrecht que fue investigado en la causa Lava Jato que ya tiene a varios condenados.

Ahora el ex dirigente de Boca Roberto Digón denunció los oscuros vínculos de Arribas cuando era representante de jugadores de fútbol y la complicidad del entonces presidente de Boca y hoy principal mandatario de la Nación, Mauricio Macri.

Embed

En diálogo con El Destape en Radio 10, Digón reveló: "Arribas vive al margen de la ley. El día que salga a luz quienes son los grupos inversores que lucran con los futbolistas nos llevaremos una sorpresa".

Además, el dirigente agregó: "Arribas fue el testaferro de Macri. Se quedaban con el 15% de los pases de los jugadores", denunció.

Y agregó el dato más relevante: "El 15% de los pases iba a parar a una cuenta suiza de Arribas, testaferro de Macri". Digón ya había denunciado el rol de Arribas como intermediario íntimo de Macri.