El Gobierno decidió cambios en la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) y puso al abogado Alberto Gowland en su lugar. Se trata de un hombre vinculado a Horacio Rodríguez Larreta y Esteban Bullrich, ex miembro de un estudio de abogados que luego representó a Odebrecht en Argentina y ahora, desde su nuevo lugar como funcionario público, deberá revisar los contratos de la constructora brasileña en nuestro país.

Gowland tiene un pasado como funcionario porteño: anteriormente, se desempeñó como Director General Adjunto de Asuntos Jurídicos de la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires, Director de Subterráneos de la Ciudad de Buenos Aires y Subsecretaría de Gestión Económica Financiera y Administración de Recursos del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

Hombre de confianza de Esteban Bullrich, ahora ingresa a uno de los organismos de control del propio gobierno. Replica así la metodología utilizada con la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, perteneciente al ala dura del macrismo que debería controlarlo.

Pero además, existe otro detalle que impugna la designación de Gowland, que se hizo efectiva este lunes a través del decreto 690/2017. En la década del '90, Gowland fue parte del estudio "Bonchil, Fernandez Madero & Duggan". Uno de esos letrados, Bonchil, representó luego a la empresa brasileña Odebrecht en Argentina. Entre sus funciones, Gowland deberá revisar los contratos de la constructora y socia de IECSA en el soterramiento del Sarmiento.

La ley de Administración Financiera establece que el titular de la SIGEN debe "poseer título universitario en el área de Ciencias Económicas o Derecho y una experiencia en Administración Financiera y Auditoría no inferior a los ocho (8) años. Para los Síndicos generales adjuntos se les requiere similar experiencia". El flamante funcionario es abogado, recibido en la UCA, con un posgrado sobre la Aplicación de la Nueva Ley de Concursos y Quiebras, y un Curso de Posgrado sobre “Justicia Contractual”, todos en la mencionada institución. No posee ninguna experiencia en tareas de control, tal como exige la ley.