En los últimos siete años, no existió una relación directa entre los conflictos y la inversión y que, en todo caso, el vínculo apareció cuando primero los empresarios decidieron recortar los desembolsos. Un estudio del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) al que accedió en exclusiva El Destape desechó el planteo del Gobierno previo al paro general, que consiguió un acatamiento masivo en todo el país.

Embed

El presidente, Mauricio Macri, alegó recientemente que la conflictividad del país influye en la llegada de inversiones. Sin embargo, el centro de estudios mostró que “no existe una relación entre los conflictos y la inversión”.

LEER MÁS: La CGT calificó de "contundente" el paro general en todo el país

En efecto, cuando analizaron los últimos 6 años y el primer semestre de 2016 comprobaron que sólo entre 2011-2012, 2013-2014 y el primer semestre de 2016 “existe una relación inversa entre conflictos e inversión. Es decir, comprobaron que cayó la inversión y luego aumentaron los conflictos.

Descubrieron, asimismo, que en 2009-2010, 2012-2013 y 2014-2015 la relación fue directa. Es decir, aumentaron los conflictos y aumentó luego la inversión y viceversa. Mientras que para 2010-2011 se mantuvo la cantidad de conflictos y la inversión aumenta sensiblemente.

Los economistas de CEPA plantearon una regresión lineal, en la que descubrieron que la inversión sólo podría ser explicada en un 14,12% por los conflictos. Lo mismo sucedió en el caso de la Inversión Extranjera Directa (IED), donde sólo en dos períodos la relación fue directa.

En esta nota