En el clásico entre Gimnástica Segoviana y Ponferradina, por la Tercera División española, el árbitro finalizó el encuentro cuando la pelota ingresaba al arco y provocó la furia de los jugadores.

LEÉ MÁS: La AFA vuelve a hacer negocios con Torneos

El derby estaba 0 a 0, pero sobre el final un delantero del Ponferradina se escapó de la marca y picó la pelota sobre el arquero rival. Sin embargo, al mismo tiempo el juez del cotejo pitó el final y explotó la polémica.

Embed

En instantes, los hombres del Ponferradina rodearon al encargado de impartir justicia deportiva y le recriminaron la inédita situación, pero el árbitro permaneció inmutable.

Por el escándalo, la Federación Española de Fútbol abrió un expediente para analizar la actuación del juez, quien tendrá que declarar en las próximas horas. Los argumentos de defensa parecen aún más insólitos: Según trascendió, el acusado dirá que que él había adicionado 3 minutos y terminó el encuentro a los 3.17.

En esta nota