Durante tres meses de 2017 la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina AMMAR realizó una encuesta voluntaria y anónima con el eje en la violencia estatal. Del total de las trabajadoras sexuales de modalidad calle encuestadas, un 90% admitió haber sufrido algún tipo de violencia por parte de las fuerzas de seguridad durante el último año. Lo cual confirma un aumento de la persecusión y el hostigamiento.

Las que ejercen en modalidad calle sufren un constante hostigamiento. Las fuerzas de seguridad sin ninguna razón, en muchas oportunidades, las requisa, les solicita documento nacional de identidad, o les pide que “circulen” y no se queden detenidas en las esquinas.

Embed

Casi un 80% del total de las encuestadas dijeron haber sido detenidas/demoradas por las fuerzas de seguridad durante 2016. Pueden pasar detenidas entre 12 hs y 48 hs. Este porcentaje representa 276 mujeres, lesbianas, travestis y trans trabajadoras sexuales que sufrieron estas demorar arbitrarias, de las cuales ninguna tuvo una causa judicial posterior.

Estas demoras son solo hechos que perturban el trabajo de las compañeras, las detenciones quedan archivadas en formas de actas en las comisarías. El informe, a su vez, puso el foco sobre el hostigamiento particular que sufren las trabajadoras sexuales migrantes y las trans.