El luchador camerunés Fracnis Ngannou derrotó a Allistar Overeem con un fuerte gancho al mentón que noqueó al instante a su rival, durante el UFC 218.

El africano tardó sólo 1:42 minutos en culminar la pelea y lo hizo con un solo golpe certero que dejó sin opciones Overeem.

Embed

De esa forma, Ngannou sumó su sexta victoria en igual cantidad de presentaciones en la UFC y ya es toda una sensación en el mundo de las artes marciales mixtas.

"Tomé esta pelea porque me dijeron que el ganador recibiría una pelea por el título, creo que me la gané", afirmó el ganador tras consumar su victoria. Ahora se enfrentará al campeón Stipe Miocic en lo que promete ser una de las peleas más esperadas del 2018.

En esta nota